AFIP: Quiénes son los 24 mil monotributistas que accederán a un nuevo beneficio impositivo

two women talking while looking at laptop computer

Los contribuyentes que excedieron los límites establecidos de ingresos brutos podrán realizar la transición al régimen general con una menor carga tributaria y administrativa. También accederán a créditos fiscales y gastos deducibles de hasta un 50% del monto tope de ingresos del monotributo.

La AFIP notificó a más de 24 mil monotributistas que, hasta el 31 de diciembre, pueden realizar la transición al régimen general con una menor carga tributaria y administrativa. Los contribuyentes contactados son personas que están en condiciones de ser excluidos del monotributo ya que, por ejemplo, sus ingresos brutos excedieron los límites establecidos o registraron ventas con tarjetas que superaron los máximos previstos en la normativa.

La misiva remitida por la AFIP a más de 24 mil monotributistas enfatiza que los contribuyentes pueden optar por convertirse en autónomos de forma voluntaria. De esta forma pueden acceder a mayores beneficios administrativos y la reducción de los costos tributarios que fueron establecidos por la ley de Sostenimiento e Inclusión Fiscal para Pequeños Contribuyentes.

La normativa generó un puente entre el régimen simplificado y el régimen general con la intención de facilitar la transición aliviando la diferencia de la carga tributaria que existe en ambos universos. Desde la AFIP remarcan que los beneficios son mucho más significativos para aquellos que pasan voluntariamente al régimen general.

Desde la sanción de la ley, todos los monotributistas que se convierten en autónomos experimentan una reducción significativa en la carga tributaria que consiste en créditos fiscales para IVA y gastos deducibles para Ganancias de hasta un 50% del monto tope de ingresos del monotributo.

Aquellas personas que realicen el cambio hasta el 31 de diciembre de 2021, experimentarán beneficios fiscales adicionales durante tres años. A lo largo de ese período gozarán de una reducción del saldo deudor que surja de la diferencia entre el débito y el crédito fiscal en cada período.

El beneficio adicional se aplica a partir del primer mes del año siguiente a la exclusión o renuncia del monotributo y será del 50% en el primer año, 30% en el segundo y 10% en el tercero. Para llevar a cabo la modificación de la condición tributaria y acceder a los beneficios, los contribuyentes deben entrar al portal de monotributo enhttps://monotributo.afip.gob.ar

Monotributo: topes de facturación para 2022, según AFIP

Según estableció AFIP, así quedarán los valores de las escalas para el año entrante:

  • Categoría A: $ 564.879
  • Categoría B $ 839.685
  • Categoría C: $ 1.175.559
  • Categoría D:  $ 1.618.302
  • Categoría E:  $ 2.137.380
  • Categoría F:  $ 2.671.725
  • Categoría G:  $ 3.206.070
  • Categoría H: $ 3.969.420
  • Categoría I: $ 4.442.697
  • Categoría J: $ 5.091.544
  • Categoría K: $ 5.648.790

Los monotributistas tendrán tiempo hasta el 21 de enero para realizar la recategorización. Es según el nivel de facturación de 2021 y se puede pasar tanto a categorías inferiores como superiores. En 2022, la facturación máxima para ingresar o mantenerse en el esquema impositivo simplificado será de $ 3.969.420 anuales si la actividad es de servicios.

Monotributo productivo: otro beneficio de AFIP

A finales de octubre, la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont, se refirió a un proyecto de monotributo productivo para ir hacia una “inclusión y la regularización laboral” que sería enviado al Congreso.

¿Cómo funcionaría? La titular explicó que todos los contribuyentes de las categorías A, B y C dejarían de pagar el componente impositivo de manera permanente. “El proyecto contempla, además, para los nuevos contribuyentes durante los primeros 4 años desde la inscripción, una reducción significativa de las obligaciones mensuales del monotributo”, destacó.

“Los sectores de mayor capacidad contributiva serán los que paguen más impuestos”.

“Por eso que hay que identificar esos patrimonios, que son los que ocultan y esconden esas riquezas a través de distintas artimañas”, advirtió la funcionaria. Según el proyecto, el Estado se hace cargo del pago del componente impositivo del monotributo en forma permanente a todas las personas registradas en las categorías A, B y C, y dispone medidas anti abuso para asegurar que estos beneficios lleguen a quienes más lo necesitan.

El nuevo régimen reemplaza al monotributo social y quienes opten por permanecer en el anterior régimen, podrán hacerlo. Para las categorías A, B y C, el proyecto dispone la excepción del componente impositivo, mientras que para la D no pagarán en los dos primeros años, un 50% en el tercero y 75% en el cuarto, de la categoría que corresponda.

Comparte

Más artículos

person writing on white paper

Los primeros pasos de un emprendimiento

Es verdad, ser emprendedor representa grandes retos y se requiere de mucha organización, planeación y constancia. Existe un arduo camino que hay que recorrer para comenzar con un emprendimiento. Generalmente

Abrir chat