Claves para dar una buena impresión en las reuniones laborales

woman placing sticky notes on wall
Comúnmente tenemos en mente que aspectos como: la presentación personal, la puntualidad y un discurso elocuente, son las mejores herramientas para dar una buena impresión; sin embargo, hay detalles que suelen pasar desapercibidos, pero que pueden ser la diferencia entre el éxito o el fracaso para un negocio. Algunos de ellos son:
El tiempo es oro: En el mundo de los negocios, tan importante es la hora de inicio, como la hora de finalización, y cada minuto cuenta. Ser conscientes de ello es un punto clave para mejorar nuestra experiencia y la de los demás. Aspectos como la puntualidad, evitar hablar de temas ajenos y claridad en lo conversado, permite mantener el norte del encuentro, y da a entender que hay un respeto por el tiempo de los participantes y sus ocupaciones; además, reduce costos personales y económicos.
Lenguaje corporal: Se dice que el 70% de lo que se expresa, corresponde a un lenguaje no verbal, y es que, a la hora de realizar una junta de negocios, cada detalle cuenta. Hay expertos en lenguaje corporal que analizan cada uno de los movimientos de figuras públicas como presidentes, empresarios o celebridades, para descifrar sus verdaderas intenciones o sentimientos ante una situación. Desde la forma en que llegamos al encuentro, la manera cómo damos la mano, o cómo nos sentamos, pueden condicionar el resultado final de una reunión, ya que un gesto erróneo puede generar incomodidad entre los asistentes y perder el norte de la junta, culminando en situaciones poco deseadas.
Roles: Cada uno de los participantes cumple un rol determinado tanto en el funcionamiento de la organización, como en el objetivo de la citación. Ser consciente de cuáles son las responsabilidades de cada uno, y su nivel de participación alrededor del encuentro, evita que haya cruces de información o malentendidos entre los miembros del equipo de trabajo.
Información Clara: La información es poder, saberla manejar y comunicar es una de las formas más eficientes de alcanzar con éxito el objetivo de una reunión de negocios. No solo es importante tener un discurso certero con los puntos clave para facilitar el desarrollo del encuentro, sino que el uso de datos, cifras y hasta herramientas audiovisuales, permiten dar un mayor entendimiento de lo que se dice, manteniendo la atención constante de los asistentes, y logrando que el mensaje llegue a cada una de las personas de forma clara y comprensible.
Contexto: Muchas veces, las reuniones suelen llevarse a cabo en contextos distintos al de las oficinas o salas de juntas, por lo que entender el espacio y el tiempo en el que se organizan, va a determinar la manera en que nos desarrollamos. En este punto es importante saber de antemano, qué elementos tenemos a nuestra disposición para exponer nuestras ideas, siendo coherentes con el momento e intención por la que se fue citado. Además, en un mundo tan interconectado como en el que vivimos actualmente, la interacción con personas de distintos países es algo muy común. Debemos entender que cada una de las culturas tienen actitudes y protocolos muy distintos a los de nosotros. Por ejemplo, en culturas orientales el contacto físico no suele ser visto como algo correcto, y los saludos suelen ser reverencias o inclinaciones sutiles que muestran un mayor grado de respeto, según la consultora internacional Trust Corporate.

Comparte

Más artículos

El impresionante mundo de las criptomonedas

El uso y aceptación de criptoactivos es cada vez mayor, viéndose también impactados por factores socio-económicos globales. Por Jamez Hernández El hecho de que pocas personas ganaran mucho dinero al