El papel de las mujeres como líderes del mundo

Me encontré con que de un total de 193 países reconocidos por la Organización de Naciones Unidas (ONU) en el mundo, sólo 16 son gobernados por mujeres

Quizás uno de los eventos más trascendentales en los últimos tiempos ha sido la victoria de Kamala Harris como vicepresidenta de los Estados Unidos de América, por ser la primera vez en la historia de este país que una mujer accede a un cargo tan importante, como llave de Joe Biden en la presidencia.

Asimismo, ha llamado mucho la atención el nombramiento del equipo ministerial que acompañará al presidente Biden quien iniciará su mandato el 20 de este mes, el cual está compuesto en un 32% por mujeres y un 45% por minorías, entre ellos tres personas latinas; afirmando al respecto el primer mandatario que “quería un equipo que no sólo se viera como es Estados Unidos, sino que reuniera a lo mejor que hay en el país”.

No cabe duda, las mujeres están liderando el mundo, es la primera vez en la historia de Estados Unidos, que una mujer, Avril Haines dirigirá la Agencia Nacional de Inteligencia, Yanet Yellen no solo fue la primera mujer en el siglo en ocupar el máximo cargo del Sistema de la Reserva Federal (FED) sino que ahora pasará a ser la primera en dirigir el Departamento del Tesoro de los EE. UU, el cual cuenta con más de 230 años de historia. También sobresale la designación de Neera Tandem, ciudadana americana de origen indio, como Jefa de Presupuesto, la primera mujer en la historia en ocupar el cargo.

Equidad de género en las naciones

A raíz de esto me dediqué a investigar acerca de la participación de las mujeres en cargos decisorios de gobiernos en el mundo y especialmente en Latinoamérica y El Caribe y me encontré con que de un total de 193 países reconocidos por la Organización de Naciones Unidas (ONU) en el mundo, sólo 16 son gobernados por mujeres: Alemania, Noruega, Bangladés, Escocia, Namibia, Birmania, Hong Kong, Serbia, Nueva Zelanda, Islandia, Barbados, Dinamarca, Finlandia, Islandia del Norte y Lituania, como vemos, la mayoría son países desarrollados y del primer mundo, siendo Angela Merkel la más representativa por tratarse de la nación más fuerte de la Zona Euro.

Si bien estas cifras son poco alentadoras, debemos reconocer que ha ido en aumento el papel preponderante de las mujeres en los cargos decisorios a nivel mundial, más aún en los gobiernos. Resulta interesante el Informe de 2020 de la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres según el cual sólo 12 mujeres ocupaban cargos de máxima jefatura, por lo que en apenas un año, han sido cuatro las mujeres que han accedido a cargos de máximo nivel gubernamentales.

¿Cómo estamos en la región?

Si analizamos la conformación de los gabinetes ministeriales de Latinoamérica y El Caribe nos encontramos con que en la región sólo el 28.5% de los cargos están conformados por mujeres, así, en México el 63% de los ministros son hombres mientras que el 37% son féminas, Perú 58% versus 42%, Colombia 60% vs. 40%, Chile 67% vs. 33%, Venezuela 64% vs. 36%, El Salvador 53% vs. 47%, siendo Costa Rica el más equilibrado de los países estudiados, al estar compuesto su gabinete ministerial en un 50% hombres y 50% mujeres.

Crecí escuchando siempre que las mujeres son mejores administradoras que nosotros los hombres, por cuanto ellas no sólo son las que administran los bienes del hogar sino además son las responsables de conformar y consolidar a la familia, lo que he podido comprobar en todos estos años de experiencia laboral y profesional. Vale la pena preguntarnos, ¿Cuántas veces hemos sabido de mujeres que se vean envueltas en casos de mala administración o de corrupción?

Pareciera entonces que no es casualidad que sean en su mayoría los países del primer mundo, los países desarrollados, con historias de siglos y algunos milenarios los que hayan dado un paso adelante y escojan a mujeres como sus líderes.

Quizás las naciones de esta región debamos aprender de ellos, demos un paso adelante y cambiemos para bien la historia dándoles un mayor protagonismo en los cargos decisorios a nivel gubernamental y las llevemos a liderar nuestros gobiernos.

Comparte

Más artículos

Abrir chat