Los negocios y la trasformación digital

woman holding black smartphone near silver macbook

En los últimos años, el comercio electrónico se ha convertido en una parte indispensable del marco minorista global, situación que se ha visto aumentada de manera desproporcionada a raíz de la pandemia que aún mantiene en vilo al mundo entero.

Tal como otras industrias, el panorama minorista ha sufrido una transformación sustancial tras la llegada de Internet y, gracias a la digitalización en curso de la vida moderna, los consumidores de prácticamente todos los países ahora se benefician de las ventajas de las transacciones en línea.

Y es que a medida que el acceso al internet aumenta, rápidamente crecen en todo el mundo la cantidad de compradores digitales. Según el sitio web especializado en estadísticas Statista, en el año 2020, más de dos mil millones de personas compraron bienes o servicios en línea y, durante el mismo año, las ventas minoristas electrónicas superaron los 4,2 billones de dólares estadounidenses en todo el mundo versus los 3,3 billones del año 2019, antes de la pandemia. Además, se estima que para el año 2025 las ventas estarán por el orden de los 7,3 billones de dólares en el mundo entero.

Son múltiples las opciones que tienen los usuarios de la red en cuanto a plataformas en línea para ver, comparar y comprar bienes y servicios.

Si bien a partir de 2019, los mercados en línea representan la mayor parte de las compras en línea en todo el mundo, actualmente las compras minoristas en materia de tráfico de personas la lidera Amazon, el gigante del comercio electrónico que ofrece comercio minorista electrónico, servicios informáticos, productos electrónicos de consumo y contenido digital registró más de 5200 millones de visitantes únicos, sin embargo, a nivel de compras, el liderazgo lo mantienen las plataformas chinas Taobao y Tmall, respectivamente, ambas operadas por Alibaba Group, el proveedor de comercio en línea líder en Asia.

La pandemia del coronavirus (Covid-19) influenció de manera significativa el crecimiento del comercio en línea en el mundo entero, convirtiendo los canales digitales en la alternativa más popular ante la imposibilidad de abarrotar las tiendas o hacer las compras en persona. Sólo a junio del 2020, fecha en la que estaba terminando el primer período de confinamiento en gran parte del globo terráqueo, el tráfico de comercio electrónico minorista global se situó en un récord de 22 mil millones de visitas mensuales, con una demanda excepcionalmente alta para artículos cotidianos como comestibles, ropa, pero también artículos tecnológicos minoristas. Argentina fue el país que más creció en ventas por e-commerce durante ese período, con un aumento del 100,6%, seguido de Canadá con un 75%, luego Singapur con 73,6%, México 65,2%, Rusia 53%, Brasil 50,1%, Reino Unido con 46,5%, Tailandia con 40% y en décimo lugar España con 39,3%.

Los dispositivos móviles están motorizando el tráfico de comercio electrónico, en 2021 los teléfonos inteligentes representaron aproximadamente el 70% de las visitas a sitios web minoristas en todo el mundo, aunque las visitas de computadoras de escritorio y tabletas generaron tasas de conversión más altas en 2020.

A medida que la adopción de dispositivos móviles avanza a un ritmo acelerado, especialmente en regiones que carecen de otra infraestructura digital, la integración móvil seguirá dando forma a la experiencia de compra del futuro.

Asia domina el volumen total de transacciones en línea, generando el 65% de las mismas. Así vemos que, durante los años 2020 y 2021, la mayor parte de compra que se hicieron por e-commerce fueron: en el sector de la moda, 24% desde una computadora y un 76% desde un aparato móvil; sector retail, 33% computador y 67% móvil; viajes, 45% desde un computador y 55% desde un móvil. Estos números sin duda alguna nos indican el crecimiento no sólo en el sector de la compra e-commerce sino además la facilidad que cada día más personas buscan al momento de comprar, por lo que nuestras ventas dependerán enormemente de lo que ofrezcamos y la forma en la que lo presentemos en la red.

Según un estudio conjunto sobre E-commerce en Latinoamérica, presentado por la firma Semrush y la Agencia Punto Rojo: Cada visitante navega de media 4,53 páginas, y en marketplaces, el número puede alcanzar hasta 11 páginas por visita; la duración media de cada visita es de 9 minutos y 26 segundos, un número muy alto en comparación con el promedio general de menos de tres minutos en sitios comunes; más del 50% de las visitas a los principales webs ecommerce son visitas directas, aquellas en las que el cliente escribe la dirección de la web directamente en el navegador; el tráfico de búsqueda orgánica y de pago representa el 34,7% del total de visitas analizadas, o alrededor de 492 millones de visitas al mes; a pesar del surgimiento de nuevas redes sociales, el 75% de los usuarios usan Facebook y YouTube; se estima que por cada 100 visitas, solamente 25 vienen de una búsqueda hecha en Google.

Ya sea por seguridad o por fidelidad a sus marcas preferidas, o porque cuentan con una buena experiencia de compra, las marcas con buenos E-commerce logran fidelizar a los clientes y esto no sólo se refleja en el perfil de visitas sino además en las recompras que hacen, ya que el fin último de la empresa no es vender una sola vez sus productos, sino lograr que sus clientes lleguen a tal punto de fidelidad que sean recurrentes en la compra de los mismos, es por ello que las marcas más antiguas o famosas mostraron volúmenes de visitas directas cercanas al 57% durante la primera etapa de la pandemia.

“Ya sea por seguridad o por fidelidad a sus marcas preferidas, o porque cuentan con una buena experiencia de compra, las marcas con buenos E-commerce logran fidelizar a los clientes”

En nuestra región, por lo general se compara antes de comprar, por lo que la gigantesca cantidad de búsquedas en la red evidencia que existe un enorme volumen de clientes que desean información detallada, valoraciones, imágenes, vídeos, recomendaciones y diferentes precios de envío cuando buscan un producto. Los motores de búsqueda como Google no pueden ser ignorados a la hora de crear una estrategia ecommerce de éxito, ya que entre orgánico y de pago, el 34,7% de las visitas procede de este gigante del internet.

Tomando palabras de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) “la transformación digital puede ayudar a las economías de América Latina y el Caribe a salir de la crisis estimulando la innovación empresarial y nuevos modelos de consumo, transformando los sistemas de producción y las cadenas de valor, reorganizando los sectores económicos e introduciendo nuevas condiciones de competitividad. Las herramientas digitales también pueden contribuir a un mejor acceso a los servicios públicos incluida la salud y la educación. Por último, pueden ayudar a mejorar la gobernanza situando a los ciudadanos en el centro de las políticas públicas.”

Y es que no olvidemos que Centroamérica es la cuarta economía de América Latina, con más de 57 millones de personas y una actividad económica muy importante, donde las mipymes representan más del 97% del total de las empresas y producen el 28% del Producto Interno Bruto (PIB) de la región.

En los actuales momentos donde las empresas y los emprendimientos están buscando nuevas alternativas y tratando de reinventarse, veamos a la transformación digital y todo lo que ella conlleva como una inversión necesaria para poder llegar a más personas, para poder abarcar más espacios y lograr penetrar más y nuevos mercados de manera eficiente, sencilla y a un costo mucho menor que realizar un proceso de expansión de tiendas o presencia física.

Existen muchas alternativas de desarrollos para crear, actualizar y mejorar nuestras plataformas de exhibición y venta, adaptables a nuestro presupuesto y con la posibilidad de obtener resultados excelentes, por lo que no queda más que dar un paso hacia adelante y continuar nuestra adaptación a la globalización de manera digital.

Jamez Hernández, presidente y cofundador de Trust Corporate.

Comparte

Más artículos

El impresionante mundo de las criptomonedas

El uso y aceptación de criptoactivos es cada vez mayor, viéndose también impactados por factores socio-económicos globales. Por Jamez Hernández El hecho de que pocas personas ganaran mucho dinero al