Qué debería tener un plan de RSE

Recientemente el conocido multimillonario y ahora filántropo Bill Gates manifestó en un programa de televisión, que más allá del coronavirus y de todos los males que azotaban a los seres humanos, el calentamiento global y el daño al medio ambiente era el más grande enemigos de la humanidad. Su mensaje era que hacia allá debían enfocarse los esfuerzos de todos los seres humanos para tratar de revertir o al menos parar el daño que hemos venido causando desde hace cientos de años.

Muchos comentarios se han escuchado sobre la nueva vida filantrópica de uno de los hombres más poderosos del mundo y creador de Microsoft respecto de los beneficios en materia de impuestos que reciben sus empresas por esta nueva faceta.

Independientemente de las razones y creyendo en la buena intención de las personas, enfoquémonos en aquello que dice y que es totalmente cierto: los seres humanos por nuestra ambición de poder y dinero, en nuestros procesos de industrialización hemos causado daños irreversibles al medio ambiente. Es hora de que todos hagamos algo para que las futuras generaciones puedan tener un ecosistema mejor o al menos igual al que nosotros conocimos cuando éramos niños.

Según un Informe presentado por Ashridge Center for Business and Society, independientemente del tamaño, rama o segmento al que se dedique nuestro emprendimiento siempre tenemos la posibilidad de desarrollar un programa de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), en el que se contemple:

Áreas gerenciales de RSE
Actividades del mercado
Actividades en el lugar de trabajo
Actividades de la cadena de suministro
Participación de las partes interesadas
Actividades comunitarias
Actividades ambientales

Actividades del mercado
Relaciones responsables con los clientes, incluidos marketing y publicidad
Responsabilidad del producto
Uso de etiquetado de productos de responsabilidad corporativa
Competencia ética
Hacer que los mercados funcionen para todos

Actividades laborales
Comunicación y representación del personal
Asegurar la empleabilidad y el desarrollo de habilidades
Diversidad e igualdad
Retribución responsable / justa
Equilibrio trabajo / vida
Salud, seguridad y bienestar
Reestructuración responsable

Actividades de la cadena de suministro
Ser un cliente justo
Impulsar los estándares sociales y ambientales a través de la cadena de suministro
Promover la inclusión social y económica a través de la cadena de suministro

Actividades para con la comunidad
Donaciones financieras
Voluntariado del tiempo de los empleados
Dar obsequios en especie
Ser un buen vecino

Actividades medioambientales
Uso de recursos y energía
Contaminación y gestión de residuos
Seguridad medioambiental de los productos
Planificación del transporte

Una de las preguntas que le hicieron a Bill Gates en esa entrevista fue si él era la persona idónea para hablar de Responsabilidad Social cuando sus empresas causaban daño al medio ambiente y su respuesta fue que todos debemos pensar en cómo compensar ese daño que hemos causado y que lamentablemente en muchos casos seguiremos causando. La migración de las empresas e industrias hacia lo ecoamigable no se logrará de la noche a la mañana.

El cambio lo hacemos todos
Nos corresponde a nosotros como empresarios, emprendedores y personas, desde nuestros espacios, hacer pequeñas o grandes cosas que sumadas pueden ir logrando impactos positivos en el medio ambiente.

Por último, les dejo parte de la Declaratoria de Valores de Coca Cola Company:

“Si bien siempre hemos buscado ser sensibles al medio ambiente, debemos utilizar nuestros importantes recursos y capacidades para proporcionar un liderazgo activo en los problemas ambientales, en particular los relevantes para nuestro negocio. Queremos que el mundo que compartimos sea limpio y hermoso. Siempre estamos innovando para traer diferentes bebidas deliciosas. Este mismo espíritu cobra vida en los programas medioambientales puros”.

Comparte

Más artículos

Abrir chat