Turismo como motor de la recuperación económica

Según la Organización Mundial de Turismo, el turismo mundial experimentó un incremento del 4% en 2021 en comparación con 2020

Mientras el mundo avanza hacia una “nueva normalidad” de cara al covid-19, donde los países han normalizado los procesos de vacunación y cada vez más personas acuden a colocarse la vacuna para evitar ser contagiados del nuevo coronavirus, el sector turismo ha ido, poco a poco, regularizando sus operaciones.

Los hoteles y los aeropuertos ya se ven llenos de turistas y seguramente esto irá creciendo durante 2022, año considerado como aquel donde se volvería a las cifras de 2019, aunque el fantasma y la realidad de las guerras podrían afectar estos pronósticos.

Según la Organización Mundial de Turismo (OMT), organismo adscrito a la Organización de Naciones Unidas, el turismo mundial experimentó un incremento del 4% en 2021 en comparación con 2020, es decir, más de 415 millones de turistas frente a los 400 millones alcanzados en esa fecha. No obstante, la llegada de turistas internacionales se mantuvo un 72% por debajo de las de 2019, el año previo a la pandemia, pero mayores a las de 2020, cuando se registró una dramática disminución del 73% en el turismo mundial.

Recientemente la OMT generó la primera versión de 2022 del “Barómetro del Turismo Mundial”, donde indica “que el aumento de la tasa de vacunación, combinado con la disminución de las restricciones de viaje debido a una mayor coordinación transfronteriza y a nuevos protocolos, han ayudado a liberar la demanda reprimida. En este sentido, el turismo internacional repuntó moderadamente en la segunda mitad de 2021, siendo las llegadas en los trimestres tercero y cuarto un 62% inferiores a las anteriores a la pandemia. Según datos limitados, la llegada de turistas internacionales en diciembre fue un 65% inferior a la de 2019. Está por ver aún el verdadero impacto de la variante ómicron y de la ola de contagios de covid-19”.

No hay duda de que el ritmo de la recuperación en el sector turismo sigue siendo lento y desigual en las distintas regiones del mundo, debido a los diferentes grados de las restricciones a la movilidad, las tasas de vacunación y la confianza de los viajeros. Indica el referido Barómetro que “Europa y las Américas registraron los mejores resultados en 2021 en comparación con el año anterior (+19% y +17%, respectivamente), pero ambos siguen un 63% por debajo de los niveles prepandémicos”.

En cuanto a las subregiones, el estudio concluye que el Caribe registró los mejores resultados (+63% por encima de 2020, aunque un 37% por debajo de 2019), con algunos destinos acercándose a los niveles prepandémicos o superándolos; Europa Mediterránea Meridional (+57%) y América Central (+54%) también reflejaron un repunte significativo, pero siguen estando un 54% y un 56%, respectivamente, por debajo de los niveles de 2019. América del Norte (+17%) y Europa Central y Oriental (+18%) superaron los niveles de 2020.

Por su parte, África experimentó un aumento del 12% en las llegadas en 2021 en comparación con 2020, aunque siguen siendo un 74% inferiores a las de 2019. En Oriente Medio las llegadas disminuyeron un 24% respecto a 2020 y un 79% respecto a 2019. En Asia y el Pacífico las llegadas siguieron siendo un 65% inferiores a los niveles de 2020 y un 94% si se comparan con los valores anteriores a la pandemia, ya que muchos destinos siguieron cerrados a los viajes no esenciales.

El turismo y su incidencia en las economías de los países

Según una investigación hecha por Oxford Economics y el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés), “Latinoamérica registraría un aumento del 26% al cierre de 2021, en comparación con 2020, es decir por debajo del 30,7% que se presentará a nivel global”.

Al respecto, la presidenta y CEO del WTTC, Julia Simpson indicó que “Nuestra investigación muestra que el sector global de viajes y turismo ha comenzado una recuperación muy paulatina de los estragos de covid-19, con la contribución del sector al PIB mundial que aumentando solo en casi un tercio este año”. Asimismo, agregó que para 2022 se estima que la cifra alcance un crecimiento del 34%, e incluso el gasto internacional podría aumentar hasta un 93,8%.

Según el Barómetro de la OMT, en materia de contribución económica del turismo durante 2021 (medida en producto interior bruto directo del turismo) se estima en $1,9 billón de EE.UU. por encima del $1,6 billón de 2020, pero todavía muy por debajo del valor prepandémico de $3,5 billones. Los ingresos por exportaciones del turismo internacional habrían superado los $700.000 millones en 2021, una pequeña mejora respecto a 2020 debido al mayor gasto por viaje, pero menos de la mitad del $1,7 billón registrado en 2019.

Expertos de la OMT sostienen que “la mayoría de los profesionales del turismo (61%) ven mejores perspectivas para 2022. Mientras que el 58% espera un repunte en 2022, sobre todo durante el tercer trimestre, un 42% prevé un posible repunte solo en 2023. Una mayoría de expertos (64%) espera ahora que las llegadas internacionales no vuelvan a los niveles de 2019 hasta 2024 o después, frente al 45% de la encuesta de septiembre”.

El Índice de Confianza de la OMT muestra un ligero descenso en enero-abril de 2022. Un despliegue rápido y más generalizado de la vacunación, seguido de un importante levantamiento de las restricciones de viaje, así como una mayor coordinación y una información más clara sobre los protocolos de viaje, y las implicaciones finales de la guerra entre Rusia y Ucrania son los principales factores considerados para la recuperación efectiva del turismo internacional.

Los escenarios de la OMT pronostican que las llegadas de turistas internacionales podrían crecer entre un 30% y un 78% con respecto a 2021; no obstante, estos porcentajes están aún un 50% y un 63% por debajo de los niveles anteriores a la pandemia.

El aumento de los casos de covid-19 debidos a la variante ómicron más la invasión de Ucrania por parte de Rusia y las implicaciones que ello podría tener en cuanto a la participación de otros países, así como de la OTAN seguramente perturbarán la recuperación y afectarán a la confianza en el desarrollo del turismo.

Repunte del turismo en la región

La World Travel Awards publicó el ranking de los países ganadores durante el año 2021, de los cuales en Latinoamérica, los galardonados fueron: 1) Mejor destino playero: San Andrés (Colombia) y Cancún (México); 2) Mejor destino de ciudad: Bogotá (Colombia) y Mazatlán (México); 3) Mejor escapada de ciudad: Guayaquil (Ecuador) y Oaxaca (México); 4) Mejor destino cultural de ciudad: Santiago de Cali (Colombia); 5) Mejor destino cultural: Perú y Cuba; 6) Mejor destino de Sudamérica: Argentina; 7) Mejor destino de Centroamérica: Costa Rica; 8) Mejor destino turístico emergente: Montevideo (Uruguay); 9) Mejor reserva natural: Río Secreto (México); y por último, Mejor destino culinario: Perú.

Por su parte, según la Autoridad de Turismo de Panamá, durante 2021 Panamá “reportó un aumentó en la llegada de visitantes internacionales (VI) y en los ingresos turísticos (IT) en medio de la pandemia de covid-19. De enero a noviembre de 2021, el VI aumentó un 6,0% durante el mismo período del año 2020. El IT alcanzó los $2,026 millones, lo cual representa un aumento del 98,6% en comparación con el mismo período del año pasado. En el año 2021 de enero a noviembre ingresaron por los principales puertos de entradas un total de 647.272 visitantes, lo que representa un aumento del 6,0% con respecto al mismo período de 2020.”

En dicho análisis se incluye a todos los visitantes que ingresaron (turistas, excursionistas y cruceristas) por los diferentes puertos de entrada, según datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec) de la Contraloría General de la República”, e indica además que “el ingreso de los visitantes de los países de América del Sur y América del Norte se ha visto afectado hacia Panamá, principalmente Brasil, Argentina, Colombia y Estados Unidos, debido a las restricciones, tanto de salida como de entrada”.

Durante el año 2021, Panamá percibió por turismo una cifra aproximada a los $2.026,5 millones, lo que representa un aumento de 98,6% con respecto al mismo período del año 2020.

“Durante el año 2021, Panamá recibió por turismo una cifra aproximada a los $2.026,5 millones, lo que representa un aumento de 98,6% con respecto al mismo período del año 2020”

En líneas generales podemos observar de lo antes presentado que el turismo representa para los países de nuestra región una oportunidad gigantesca para la recuperación económica y como motor del aparato productivo del Estado, por lo que los Estados y los gobiernos nacionales y regionales, aprovechando las flexibilizaciones casi a nivel mundial que ha habido respecto a los ingresos de extranjeros, la libre circulación y el transporte, deben enfocar esfuerzos en preparar, pulir y ampliar las ofertas de servicios en materia de turismo para así generar fuentes de empleo y captar fondos que servirán para la reactivación de los países.

Comparte

Más artículos

Planee sus vacaciones con tiempo y evite el caos

Las estrategias de reactivación económica, así como la disminución en las restricciones para viajar y la estabilización de las tasas de infección, han conseguido un aumento significativo en el número