Dinero rápido y fácil: Cuidado con las estafas

white and black printer paper

Basta con navegar pocos minutos por redes sociales para encontrar muchas personas que ofrecen darte las herramientas para hacer dinero de forma rápida y fácil.Basta con navegar pocos minutos por redes sociales para encontrar muchas personas que ofrecen darte las herramientas para hacer dinero de forma rápida y fácil.

Basta con navegar pocos minutos por redes sociales para encontrar muchas personas que ofrecen darte las herramientas para hacer dinero de forma rápida y fácil sólo “a cambio de pagar una módica suma de dinero” o bien hacer recomendaciones a tus amigos y conocidos para que ellos se suscriban a un sistema de “emprendimiento”.

Frases como “si quieres triunfar debes cambiar la forma de pensar, si no piensas en grande no vas a conseguir lo necesario para crecer”, “no te venderé un pescado, te voy a enseñar a pescar a ser empresario, a sacar tu mejor potencial, a venderte en redes para que te hagas millonario”. Algunos otros optan por enviarte mensajes y correos electrónicos indicando que has ganado una importante suma de dinero o te han otorgado un préstamos en condiciones muy cómodas, y pareciera que todo es perfecto hasta que, muy cerca de recibir el respectivo monto, te piden cancelar por anticipado unos gastos y comisiones necesarias para continuar con el trámite de desembolso de fondos, y es allí, cuando pagas, que descubres que fuiste víctima de un fraude de las llamadas “estafas de pago por adelantado”.

Pero estas estafas no son nuevas, no nacieron con las redes sociales, desde siempre han existido y personas que se han dedicado a ello. Cada generación ha tenido a alguien con ese perfil, se han cambiado las formas de presentar, el discurso, pero en el fondo la intención es la misma, estafar a personas decentes que por desconocimiento u algún otro motivo caen en estas estafas.

Te hacen ver como una persona lista a quien sólo le faltan las herramientas que ellos tienes y te presentan la “oportunidad de oro” para que dejes de ser empleado o bien puedas dejar de trabajar duro o ya no tengas problemas financieros y seas dueño de muchas cosas materiales.

La pregunta es cómo, por qué a pesar de que generación tras generación hemos conocido de este tipo de estafas, a pesar de toda la información que hay al respecto, aún existen personas que siguen cayendo y siguen mordiendo el anzuelo.

En 1821 el General Gregor MacGregor navegó desde las costas de Centroamérica hasta el Reino Unido informando que había descubierto una nueva tierra, un pequeño país de Poyais, que al decir del libro Boceto de la Playa Mosquito, escrito por un capitán llamado Thomas Strangeways, se describían ríos desbordados de pepitas de oro puro y un suelo tan fértil que podía dar tres cosechas al año.

MacGregor obtuvo posteriormente el título Real de Su Alteza Gregor Cacique de Poyais, la alta sociedad londinense apreciaba su colorida figura de MacGregor y se le reconocía como parte del clan que llevaba su mismo apellido, descendiente de Robert Roy MacGregor, como luchador por la independencia de Venezuela. Poyais tendría una gran capital con castillo, edificio de parlamento, ópera, catedral y puerto moderno. Abrió una oficina en Londres, desplegó la bandera Poyeisiana y hasta compuso una balada denominada “El emigrante Poyais, de tierra soñada de riqueza y alegría, un hogar de descanso para bendecir al cansado, todos juntos iremos a Poyais”.

La gente iba a la oficina de MacGregor, cambiaban libras esterlinas por dólares de Poyais y compraban terrenos en ese paradisíaco país, por lo que pudo recaudar más de 20 millones de dólares americanos. Se crearon oficinas de inmigración que vendían a inmigrantes potenciales terrenos en Poyais por cuatro chelines el morgen (unidad de área de ese tiempo) y Gregor nombró a británicos que tenían mucho dinero como empleados de su país.

El único problema fue que cuando se organizaron viajes en barcos para conocer y poblar este maravilloso país, Poyais no existía, ese pequeño país quedaba entre Honduras y Nicaragua, el Capitán Strangeways era el mismo Gregor MacGregor. Él lo había inventado todo. El 8 de julio de 1824 la nueva República de Colombia declaró por decreto que no existía tal estado.

Otro caso conocido es el de Carlos Ponzi, un famoso delincuente especializado en estafas y a quien se debe el término “Esquema Ponzi”, el cual hoy día es usado para describir cualquier estafa que paga a los primeros inversores ganancias de los inversores posteriores. Su estafa más grande se dio en 1919 al darse cuenta de que en los cupones que los inmigrantes italianos enviaban por carta a sus familias, extremadamente pobres a causa de la guerra, para que los cambiaran por dinero y pudieran responder a las cartas, había un negocio fabuloso. Así fundó la empresa Securities Exchange Company y comenzó a repartir cupones prometiendo unas ganancias del 50% en 45 días o del 100% pasados los tres meses.

Ponzi se convirtió en poco tiempo en un personaje acaudalado, y tanto políticos como medios de comunicación lo presentaban como un empresario ejemplar, viudas hipotecaban sus casas y la gente recogía sus ahorros para invertirlos en el negocio de Ponzi. Cuando el analista financiero Clarence Barron, por encargo del Boston Post, publicó un informe en el que se declaraba que, pese a los extraordinarios intereses que se pagaban, Carlo Ponzi no reinvertía ni un céntimo de sus enormes beneficios en la empresa se descubrió la estafa. Se calculó que para cubrir las obligaciones contraídas se necesitaban 160 millones de cupones en circulación, cuando en realidad tan sólo había 27 mil. Miles de inversores furiosos se presentaron ante las oficinas y tras demandarle fue declarado culpable de fraude.

Más reciente tenemos el caso de Bernard Madoff, inversionista bursátil, asesor de inversiones y financiero, presidente de la firma de inversión con su mismo nombre, fundada en 1960, una de las más importantes en Wall Street. Este Banquero fue detenido en el año 2008 por el FBI acusado de fraude, el cual alcanzó los 64.800 millones de dólares, lo que lo convirtió en el mayor fraude llevado a cabo por una sola persona en la historia. La estafa consistió en tomar capitales a cambio de grandes ganancias que al principio fueron efectivas, pero que años más tarde se evidenció consistían en un sistema piramidal o esquema Ponzi, convertido hoy en uno de los mayores fraudes de la historia. El 29 de junio de 2009 fue sentenciado a cadena perpetua de facto, pero oficialmente a 150 años en prisión, el máximo permitido. Madoff no solo engañó a entidades bancarias y a grupos inversores, también fueron víctimas de su estafa algunas fundaciones y organizaciones caritativas, principalmente de la comunidad judía de los Estados Unidos de la que Madoff era un personaje principal.

Como vemos, las estafas han existido desde casi toda la historia, y si aún existen es porque aún hay personas que caen en estas trampas, es por ello que deberíamos siempre tener presente que reza “si parece demasiado bueno para ser verdad, es porque realmente no es verdad”.

 

Comparte

Más artículos

Abrir chat