Gastos hormiga: ¿Qué son y cómo reducirlos?

three round gold-colored coins on 100 US dollar banknotes
Si luego de cobrar tu salario, al paso de una semana te das cuenta sorpresivamente de que no te alcanza para llegar a final de quincena, incluso a pesar de que realizas un presupuesto de gastos para “controlar” los mismos y no excederte, puede que estés teniendo gastos de hormiga.
Esta historia se puede repetir constantemente y puede que aún no encuentres “la fuga” de tu salario, incluso, pensar que lo pierdes por descuido o hasta que alguien “te lo está quitando”.
¿Pero entonces donde va mi dinero?
“Son los gastos hormiga, realizas gastos muy pequeños, casi imperceptibles, los derrochas sin darte cuenta de que gota a gota, a mitad de quincena suman mucho dinero”, indicó Trust Corporate, consultora organizacional internacional experta en temas financieros.
¿Sabes qué son los gastos hormiga y cómo podemos reducirlos?
Antes de pasar a hablar de definición, creo que para mejor entendimiento es aconsejable tratarlo con ejemplos. Seguramente todos hemos visto cómo trabajan las hormigas, esos seres diminutos que son capaces no sólo de levantar hasta 100 veces su peso, sino además que poco a poco llegan a almacenar suficiente comida y además, pueden construir cuevas muy grandes.
Ahora imaginemos que cada día repetimos una actividad que se nos llega a hacer costumbre, tomarnos un café, comprar un dulce, cigarrillos, almorzar o tomarnos una soda o gaseosa afuera. Si repetimos esta conducta diariamente, semana a semana, mes a mes, estaremos haciendo a la inversa lo que hacen las hormigas, ellas acumulan y nosotros abrimos un hueco en nuestro flujo de caja personal.
Ahora, ¿qué características encontramos en los gastos hormiga?, ¿cómo los identificamos? Como cosa común tenemos que son pequeñas sumas de dinero que parecieran insignificantes y que no cambiarían nuestra situación, se repiten constantemente, diariamente o mensualmente, por ser tan “insignificantes” no los contabilizamos y pasan desapercibidos.
Es importante que tengamos presente que estos gastos por muy pequeños e irrelevantes que parezcan, al momento de sumarlos afectan de manera considerable nuestra situación financiera, por lo que debemos evitarlos o al menos reducirlos.
“Contabilicemos todo lo que gastemos, por muy poco, irrelevante o insignificante que parezca y hagámosle seguimiento a los mismos y veremos que a corto plazo podremos ir tomando el verdadero control de nuestras finanzas personales”, recomendó la Organización.

Comparte

Más artículos

Abrir chat