Profesiones del futuro incitan el desarrollo de nuevas habilidades

woman in white and black plaid long sleeve shirt using black and silver laptop computer

La tecnología transforma el tipo de conocimientos que los jóvenes requieren para acceder a la nueva demanda de empleos. Los trabajos de mayor proyección son aquellos que mejor aprovechen las soluciones inspiradas en la Inteligencia Artificial, el manejo de ‘big data’ y la aplicación digital

En su estudio ‘El Futuro del Trabajo’, el Foro Económico Mundial (FEM) estimó que dentro de los próximos tres años se crearán 97 millones de nuevos empleos, como parte del modelo de trabajo que integra a las personas, las máquinas y los algoritmos.El organismo internacional también resaltó que el 50% de los trabajos actuales en el mundo necesitarán volver a formarse para atender los desafíos que plantea la aplicación de la tecnología en sus oficios.Según Jamez Hernández, presidente y cofundador de la consultora Trust Corporate, “los jóvenes de hoy deberán formarse en la toma de decisiones, la adaptación al cambio y la habilidad para interpretar las diferentes realidades”.

Y en este sentido, “las empresas demandarán perfiles profesionales con habilidades en el análisis y la interpretación de datos; además crearán cargos que apliquen la Inteligencia Artificial en sus procesos, y precisen especialistas en robótica y desarrolladores de software, entre otros nuevos puestos”.La necesidad de formar jóvenes con habilidades en tecnología no es una consecuencia exclusiva de los efectos que trajo la pandemia en las organizaciones. Este escenario se vio reflejado en una acelerada digitalización para soportar actividades operativas; habilitar el trabajo remoto; atender a clientes, proveedores; o permitir vender los productos y servicios mediante diferentes soluciones de comercio electrónico.En 2017, Bill Gates, fundador de Microsoft y promotor de gran parte de la tecnología que hoy millones de personas usan en su vida cotidiana, publicó una carta dirigida a los jóvenes del mundo en donde destacó que las carreras del futuro deberían enfocarse en áreas como la Inteligencia Artificial, la energía y la biociencia.Su mensaje, tenía como objetivo incitar a las nuevas generaciones a que se desafíen, aprendan y motiven para ser mejores seres humanos y en donde el manejo de tecnología sea un detonante para hacerlo posible.Algunas de las carreras listadas por los expertos en este campo son:Ciberseguridad: una profesión con altas perspectivas. La tecnología incide en todas las actividades económicas, transformando los procesos, modelos de negocios, productos y cadenas de valor. El desarrollo de competencias y habilidades en las personas que atiendan este enfoque serán altamente requeridos.El sector de la ciberseguridad lleva casi una década de crecimiento sostenido. Un informe publicado por el Foro Económico Mundial señaló que tiene las mayores perspectivas de todas las áreas de la tecnológica, con un 29% de incremento anual.La consultora Gartner proyectó que el gasto mundial en protección y gestión de riesgos superó los $150,000 millones para el año pasado, y que además reportó un incremento del 12.4%, versus 2020.Además, destacó que la protección de equipos y redes, la presencia en la nube y el acceso seguro de las personas que interactúan con los equipos es hoy una prioridad para cualquier tipo de empresa sin importar su actividad económica o tamaño.Para la compañía Fluid Attacks, a pesar del crecimiento que la ciberseguridad está experimentando a nivel global, hay una escasez de talento humano para atender esta demanda.Como muestra de esta realidad tenemos que, en América Latina y el Caribe, se estiman unos 600,000 puestos en ciberseguridad que no se están cubriendo.Un factor que puede obstaculizar el avance en el sector es que solo algunos países de la región cuentan con alguna oferta académica en ciberseguridad.Sin embargo, también existe el mito, reforzado por los requisitos de algunas ofertas laborales, de que para trabajar en el sector es necesario un conocimiento técnico previo.Mauricio Gómez, cofundador de Fluid Attacks, destaca que “durante los próximos años, será necesario adelantar campañas educativas a gran escala que incentiven la formación en tecnología de la información y la vinculación a oportunidades laborales en el sector”.“Se debe informar a la comunidad que la industria de la ciberseguridad sí cuenta con empleabilidad, buenas condiciones de trabajo y sueldos atractivos; pero además, es importante que desde el interior de las empresas, se ajusten los procesos de selección, ya que bajo el modelo actual se están descartando personas capacitadas por no cumplir con requisitos innecesarios. El cambio implica que en las profesiones en ciberseguridad se busque incorporar el desarrollo de nuevas habilidades en los empleados, en vez de exigir conocimiento previo”.Por su parte para Ricardo Villadiego, CEO y fundador de Lumu Technologies, “en 2025, tendremos una demanda de 3.5 millones de puestos abiertos en ciberseguridad. Según The New York Times, esta demanda está creada en parte por un problema tecnológico que existe en las soluciones, ya que estas no fueron creadas para ser operadas fácilmente, y en consecuencia las empresas cada vez necesitan más talento”.“Esta realidad indica que en los próximos meses habrá una guerra de talentos en la industria de la ciberseguridad. Las empresas competirán por conseguir el personal mejor capacitado para atender la creciente demanda”, explica Villadiego.David López, vicepresidente de ventas para Latinoamérica de Appgate, destaca que: “Las carreras ligadas al área tecnológica tendrán un gran auge debido a la transformación digital que está viviendo el mundo. En el caso de ciberseguridad, se presenta un déficit de falta de talento para que las personas puedan desempeñarse en el sector”.“Quienes aprovechen sus conocimientos y estudios relacionados con temas como la Inteligencia Artificial serán muy demandados en los próximos años”.La academia es protagónicaSegún el estudio ‘Ciberseguridad: riesgos, avances y el camino a seguir en América Latina y El Caribe’ realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en asocio con la Organización de Estados Americanos (OEA), “el factor humano es un elemento fundamental en cualquier estrategia de ciberseguridad, pero se hace necesario avanzar en el desarrollo de una oferta estudios especializados de grado y posgrado en tecnologías de la nformación (TI) y ciberseguridad, con énfasis en el desarrollo de las capacidades necesarias para una formación técnica de calidad”.Además, “se requiere avanzar en el desarrollo de programas multidisciplinarios que permitan la formación de profesionales integrales”.La transformación digital promueve la adaptación de las carreras profesionales y técnicas para atender un mercado laboral que hoy presenta una fuerte apuesta por las habilidades tecnológicas en un mundo hiperconectado, que cuenta con 62.5% de su población con una conexión a internet y que hace de las soluciones digitales un instrumento vital y aplicado a cualquier campo empresarial, productivo, comercial, social y educativo.

Comparte

Más artículos

Planee sus vacaciones con tiempo y evite el caos

Las estrategias de reactivación económica, así como la disminución en las restricciones para viajar y la estabilización de las tasas de infección, han conseguido un aumento significativo en el número