¿Cómo es el mundo de los negocios del metaverso?

Desde hace algunos meses una palabra ha tomado fuerza en nuestro vocabulario diario, o más bien, cada vez parece acercarse más a ser una realidad. ¿Una realidad? ¿Podemos hablar de una realidad cuando nos referimos a un mundo virtual? Hoy hablaremos de él y de cómo sería el mundo de los negocios en torno al metaverso.

Lo primero que debemos decir es que el término “metaverso” nace en la novela de Neal Stephenson titulada “Snow Crash” (choque de nieve) del año 1992, donde se recrea un universo consensuado basado en nuestro propio universo y donde es usado para hacer referencia a un mundo digital, un espacio virtual colectivo y compartido con frecuencia; creado por convergencia y compatibilización con un aspecto de la realidad externa.

¿Ahora bien, qué significa este término? La palabra es un acrónimo de “meta” (más allá) y “universo” (todo lo que rodea), y está íntimamente relacionada a la siguiente generación de internet. Se refiere entonces a un lugar en un mundo virtual donde se obtiene una experiencia inmersiva y multisensorial en el uso aplicado de diversos dispositivos y desarrollos tecnológicos en internet. En un sentido más amplio y según Wikipedia, “el metaverso puede no solo referirse a los mundos virtuales, sino a las experiencias multidimensionales de uso y aplicación de internet en su conjunto, especialmente el espectro que combina la web 2.0, la realidad aumentada, la tecnología de tercera dimensión y la realidad virtual, por ende, los metaversos son entornos donde los humanos interactúan social y económicamente como avatares en un ciberespacio, convirtiéndose en una especie de metáfora del mundo real, pero sin las limitaciones físicas o económicas allí impuestas”.

Aunque es un concepto novedoso, no es algo alejado de nuestra realidad, ya existen algunos metaversos en las áreas de entretenimiento, tele educación, videojuegos, telesalud y la más conocida, en el área de la economía digital donde han emergido nuevas formas de valor bajo la figura de NFTs (Non Fungible Tokens) o Tokens No Fungibles.

Como todo, el metaverso debe contar con algunas características fundamentales, las cuales, según Edward Castronova, profesor de Economía y Telecomunicaciones de la Universidad de Indiana, son: Interactividad, ya que el usuario es capaz de comunicarse con el resto de usuarios, así como de interactuar con el Metaverso, lo que implica además, que sus comportamientos pueden ejercer influencia sobre objetos u otros usuarios. Corporeidad, por cuanto el entorno al que se accede, está sometido a ciertas leyes de la física, y tiene recursos limitados, siendo dicho acceso en primera persona; y, persistencia, ya que aunque no esté ningún usuario conectado a este, el sistema sigue funcionando y no se para y las posiciones en las que se encontraban los usuarios al cerrar sus sesiones serán guardadas, para volver a cargarlos en el mismo punto cuando vuelvan a conectarse.

Ya está aquí el metaverso

Uno de los casos ya existentes de metaverso es el de Second Life o Segunda Vida (traducción al español), una comunidad virtual creada en el año 2003 por la empresa Linden Lab y que está disponible de forma gratuita en internet. En dicha comunidad, los usuarios, llamados residentes, pueden acceder mediante el uso de uno de los múltiples programas de interfaz denominados viewers, con los que pueden interactuar entre ellos mediante un avatar. Estos residentes pueden explorar el mundo virtual e interactuar con otros residentes, establecer relaciones sociales, participar en diversas actividades tanto individuales como en grupo y crear y comerciar propiedades virtuales, así como ofrecer servicios entre ellos.

Otro caso es el de los juegos Fortnite y Rocket League, desarrollados en ambiente metaverso, los cuales son muy conocidos y demandados en el mundo, y que llevarán a Sony a invertir más de 1.000 millones de dólares en la compra de la empresa desarrolladora de estos juegos, apuntando a una nueva línea de negocios: los metaversos.

Ya muchos conocedores del mundo tecnológico afirman que se constituirá en la nueva generación de la forma en la que actualmente conocemos el internet, es la evolución del mismo. Quizás por ello es que ya muchas personas, emprendedores y empresarios se han preguntado ¿cómo será el mundo de los negocios en el metaverso? ¿Qué oportunidades de negocio habrá?

Como dijimos anteriormente, ya existen desarrollos en las áreas de entretenimiento, videojuegos, teleeducación, telesalud y la más conocida, en el área de la economía digital, por lo que quizás sean estas áreas un buen punto de partida para invertir en esta nueva área tecnológica. Según nuestra pasión, y teniendo en cuenta nuestros conocimientos, fortalezas y destrezas, comencemos a pensar ¿qué podemos aportar nosotros a este “mundo”?

Si lo nuestro no es ninguna de las áreas antes mencionadas o no encontramos una distinta que podamos incluir y con la que podamos aportar algo nuevo o disruptivo a las propuestas conocidas de metaversos, podríamos comenzar por invertir en empresas que a su vez invierten en el. Quizás sea esta la opción más rápida y efectiva de invertir en este mundo virtual, aunque sea de forma indirecta.

Dentro de las empresas que ya han declarado que están invirtiendo en esta área se destacan: Meta (antes Facebook), Google, Nvidia, Samsung, Tencent, Apple, Coinbase, entre otras. Asimismo, existen fondos de inversión concentrados en empresas del Metaverso, que se encargan de investigar los mejores prospectos de empresas, invertir en ellas con un portafolio muy diversificado, y tomar decisiones que hacen que los rendimientos sean más interesantes. Además, áreas como la de los videojuegos, la realidad aumentada y la realidad virtual, no deben perderse de vista al momento de evaluar inversiones.

Según un estudio presentado por la gigante criptográfica Grayscale, sólo en el ámbito de publicidad, eventos digitales, comercio electrónico y hardware, el metaverso tiene el potencial de convertirse en una oportunidad de ingresos anuales de un billón de dólares.

Y es que el mundo de los metaversos se vislumbra tan gigante y tan “real” que las personas, a través de sus avatares, podrán adquirir no sólo la propiedad de lotes y otro tipo de inmuebles, vestimenta, accesorios, interactuar con otras personas, entre miles de cosas que puedas imaginar. Ya se habla de que se les ha propuesto a algunos artistas famosos abrir sus propios avatares para dar conciertos, entre los que figuran: Justin Bieber, Ariana Grande, Travis Scott.

 

“Y es que el mundo de los metaversos se vislumbra tan gigante y tan ‘real’ que las personas, a través de sus avatares, podrán adquirir no sólo la propiedad de lotes y otro tipo de inmuebles, vestimenta, accesorios, interactuar con otras personas, entre miles de cosas que puedas imaginar”

 

Nuevas oportunidades para los negocios

El desarrollo de esta nueva realidad ha abierto la posibilidad de nuevas oportunidades laborales. Los perfiles de talento humano que serán mayormente demandados de cara al mundo del metaverso serán: Desarrollador de ecosistemas de metaverso, quien será el encargado de construir todo el ecosistema a su alrededor. Ingenieros de hardware, ya que el metaverso no se basará sólo en código, juegos y aplicaciones, sino que necesitarán recursos físicos para el acceso a éstos. Ingenieros de software Realidad Aumentada y Realidad Virtual. Investigador científico de metaverso, ya que tendrá que construirse algo parecido a la teoría del todo, en la que el mundo entero sea visible y procesable digitalmente. 3D Game Designers, encargados de conceptualizar los personajes, la configuración, la historia y la interface del juego, entre otros aspectos. Metaverse Planner, quien deberá impulsar una cartera estratégica de oportunidades desde la prueba de concepto hasta el piloto y la implementación. Product Managers, encargados de controlar la experiencia del usuario final, probar y resolver fallos en nuevos productos. Metaverse storytellers, éstos operarán a un nivel más alto y serán responsables de crear una historia cautivadora e inmersiva para varios géneros de juegos y experiencias que incluyen. Marketing Specialist, deben ser capaces de concebir, crear y ejecutar una campaña o experiencia publicitaria interactiva que traspase las líneas entre lo físico y lo digital y atraiga a los millennials y miembros de la Generación Z. Expertos en ciberseguridad en metaverso capaces de bloquear los ataques en tiempo real y de asegurarse de que las leyes y los protocolos se reconsideren y modifiquen.

Se trata de la “realidad” del futuro, un mundo virtual en el que a través de nuestros avatares podremos hacer una vida muy parecida a la que hacemos actualmente, es el futuro del internet y los empresarios no debemos perder de vista cualquier oportunidad de negocio que pueda hacerse allí, los que den el primer paso serán aquellos que marcarán la diferencia y podrán materializar toda esa iniciativa en rendimientos importantes.

Jamez Hernández, presidente y cofundador de Trust Corporate

Comparte

Más artículos

El impresionante mundo de las criptomonedas

El uso y aceptación de criptoactivos es cada vez mayor, viéndose también impactados por factores socio-económicos globales. Por Jamez Hernández El hecho de que pocas personas ganaran mucho dinero al